Saturday, November 23, 2013

Personalizar la lista de etiquetas en Gmail

 Una de las mejores cosas de Gmail, cuando salió, fue la posibilidad de marcar el correo con etiquetas, algo que casi ningún otro correo nos permitía hacer, y que enseguida se vio que era muy útil para tener la bandeja de entrada bien organizada. Hoy, Gmail ha mejorado aún más todo lo referente a las etiquetas, y sobre todo su gestión, que es de lo que vamos a hablar en este tutorial, en el cual vamos a ver cómo podemos personalizar la lista de etiquetas.


 Si usas Gmail a menudo, verás que poner una etiqueta a un correo es muy sencillo, y que puedes crear las que quieras, que se mostrarán cada vez que le des al botón de las etiquetas. Si pinchas en él, te saldrá un desplegable con todas las que puedes poner, tanto las del sistema como las creadas por ti.

 Lo que vamos a hacer ahora es modificar el menú con la lista de etiquetas, para que salgan sólo las que nosotros queremos. Para ello, iniciamos la sesión en Gmail y cuando entramos en nuestra cuenta, hacemos clic en el icono que aparece justo debajo de nuestra foto. Verás que se abre un menú con varias opciones. Busca la opción Configuración y haz clic en ella. A continuación verás la pantalla de configuración de Gmail, con varias pestañas. Buscamos la pestaña Etiquetas, que es la segunda, y pinchamos con el ratón en ella. Por una parte, veremos las etiquetas del sistema, las cuales podemos mostrar y ocultar dando al botón correspondiente, tanto en la lista de etiquetas, que es lo que nos interesa ahora, como en los mensajes. Así, podemos elegir una por una y decidir si la queremos ver o no. Si bajamos hasta abajo del todo, veremos las etiquetas que nosotros hemos creado. Podemos hacer lo mismo que con las etiquetas anteriores, y además modificarlas desde aquí si así lo deseamos.



 Al final de cada etiqueta, vemos que pone Mostrar en IMAP. Si marcamos la casilla, se supone que se deben mostrar también con los gestores de correo electrónico, pero en nuestro caso no es así aunque esta opción está marcada.




Como reenviar correo en Gmail

 Como la mayor parte de correos electrónicos, Gmail nos permite reenviar los correos que recibimos en nuestra cuenta a cualquier otro, ya sea del propio Gmail o de cualquier otra empresa. ¿Esto es útil? Pues depende de cada persona, aunque si tienes muchas cuentas de correo, o quieres que todo lo que recibas lo vea otra persona, sí que te puede ser muy útil en tu día a día con el correo electrónico. Nosotros te vamos a enseñar a hacerlo, y luego tú decides si te es útil o no.

Para empezar, lo que hay que hacer es iniciar sesión en Gmail, a través de su página www.gmail.com. Para entrar hay que poner los datos de acceso, es decir, tu nombre de usuario y tu contraseña. Una vez hecho esto, irás directo a la bandeja de entrada, en la que puedes ver tus correos, pero lo que nos interesa ahora es que te fijes en tu foto avatar, si los tienes, y pinches en el icono que hay debajo, para que salga un menú con muchas opciones entre las que está la opción “Configuración”. Verás que en la pantalla ahora te salen varias opciones en forma de pestañas. Tienes que buscar la pestaña Reenvío y Correo POP/IMAP y hacer clic en ella. Cuando lo hagas, tendrás acceso a las opciones que nos interesan en este tutorial. La primera opción, que se llama Reenvío, es la que nos interesa para el reenvío del correo. Verás que hay un botón que dice “Añadir una dirección de reenvío”, así que hacemos clic en él. Nos pedirá que escribamos la dirección, y luego hay que dar a Continuar. Te envían un vínculo al correo para que des tu permiso, y una vez que lo confirmas el reenvío comienza.



 Como verás, te deja elegir si quieres que todo el correo que se reenvía se quede en la bandeja de entrada de Gmail, algo que deberías hacer para tener una copia de seguridad, ya que nunca se sabe cuándo nos va a hacer falta, y como vamos a dejar de entrar en esta cuenta a menudo, un exceso de correo no nos molestará.



Como modificar la bandeja de entrada en Gmail

 Hace poco, Gmail modificó la bandeja de entrada, de manera que mostraba una serie de pestañas en las cuales podíamos ver el correo clasificado de forma automática. De este modo, cuando entramos en una de las pestañas, sólo nos muestra los correos relacionados. Dicho de otra manera, si entramos en la pestaña promociones, sólo veremos los correos de las tiendas a las que estamos suscritos, y si entramos en la pestaña social, veremos las notificaciones de Facebook o de Twitter, entre otros. Si os gusta no hay ningún problema, pero como si es mi caso, no os gusta nada tener estas pestañas, Gmail nos da la posibilidad de modificar la bandeja de entrada para dejar sólo las pestañas que nos interesen, o como he hecho yo, eliminarlas todas para que no me molesten.


 Hay dos formas de modificar el aspecto de la bandeja de entrada, así que vamos a optar por el más fácil y el que menos pasos requiere. Lo primero, como siempre, es iniciar la sesión en www.gmail.com, con nuestro usuario y nuestra contraseña. Aterrizamos en la bandeja de entrada, que es la que queremos modificar, y veremos las molestas pestañas. Así, nos vamos al icono que hay debajo de nuestra foto, pinchamos en él, y de entre todas las opciones hacemos clic en Configurar bandeja de entrada. Nos saldrá una nueva ventana, en la que veremos que todas las pestañas activas están marcadas. Hay una, que es la principal, que no podemos quitarla ya que nos quedaríamos sin bandeja de entrada, pero si podemos desmarcar las pestañas Social, Promociones, Notificaciones y Foros. Lo hacemos y le damos a Guardar.


De esta forma habremos recuperado la bandeja tal y como la teníamos antes, aunque los cambios son reversibles, de forma que podemos activar y desactivar estas pestañas cuando queramos. No hace falta que las activemos o desactivemos todas a la vez. Podemos combinarlas de la manera que nos sean más útiles, quitarlas cuando nos cansemos, ponerlas cuando las volvamos a echar en falta, etc. En mi caso, como ya he dicho, no me sirven, pero quizá en el vuestro sí, sobre todo si recibís una gran cantidad de correo todos los días, ya que os ayudará a clasificarlo.



Deshabilitar el chat de Gmail

 Gmail tiene un chat habilitado con el cual podemos hablar con nuestros contactos desde Gmail, pero es posible que a ti ese chat no te guste, o que no quieras tenerlo activo todo el tiempo, porque la verdad es que distrae bastante. Si no quieres ver el chat, o no lo quieres ver siempre, Gmail tiene la opción de deshabilitarlo, de manera que desaparece por completo y no nos distrae.

A continuación, vamos a ver como se quita. En el caso de que seas lector de este blog, seguro que ya sabes cómo se accede a las opciones de Gmail. En el caso de que no lo seas, o no te acuerdes, tienes que iniciar sesión en Gmail, entrando en www.gmail.com, y poniendo tu usuario y contraseña. Lo siguiente que ves es la vista del correo y tu bandeja de entrada. Ahora tienes que ir a la parte superior derecha de la pantalla, justo debajo de donde está tu foto, y verás que hay un botón en el que aparece una especie de engranaje. Haz clic en el botón. Ahora ves un menú emergente, con muchas opciones. No te preocupes por todas las opciones, y haz clic en Configuración, para que entres en las opciones de Gmail. Si alguna vez has hecho lo mismo en Outlook, verás que Gmail lo tiene organizado de manera completamente distinta. Aquí todo funciona con pestañas, de manera que buscamos la pestaña chat, que es la séptima, y hacemos clic en ella, de manera que tenemos acceso a todas las opciones que Gmail tiene sobre el chat. La opción para deshabilitar el chat la encontramos enseguida, ya que es la primera. Por defecto está habilitada, así que tenemos que elegir la opción Inhabilitar chat y a continuación bajamos hasta abajo del todo y le damos a guardar cambios. En un par de segundos verás que el chat ha desaparecido, y ya no te volverá a molestar a no ser que tú quieras tenerlo visible otra vez, para lo que tendrías que habilitarlo en el mismo sitio.




 Ya que estás, puedes echar un vistazo a todas las opciones, por si en lugar de quitarlo te interesa cambiar algunas cosas.



Crear una lista de tareas en Gmail

 En esta ocasión, el tutorial no va a ser sobre el correo, pero sí sobre una función que trae Gmail y que nos puede ser muy útil, sobre todo por lo sencilla que es, porque no necesita instalarse y además porque no hay que configurar nada. Se trata de una lista de tareas, que es accesible desde la bandeja de entrada, y que es visible sólo desde la pestaña de Gmail. Esto quiere decir que podemos trabajar con el navegador o con Word, por ejemplo, y que esta lista sólo está accesible desde la ventana o la pestaña de Gmail, sin interferir en lo que estemos haciendo.

 Usar esta lista de tareas es muy fácil, como ya hemos dicho antes. Para ello, iniciamos sesión en Gmail, y cuando accedemos al correo, nos fijamos en la parte superior izquierda de la pantalla. Ahí vemos que pone Google, en letras grades, y que debajo pone Gmail, en letras más pequeñas, y que además hay una flecha en la palabra Gmail. Si pinchamos en la flecha, se abre un pequeño menú con tres opciones, en el que vemos que pone “Tareas”. Lo seleccionamos y de inmediato nos aparece un cuadro en la parte inferior derecha de la pantalla, en el cual podemos anotar las tareas pendientes. Parece muy sencillo, y lo es, pero a la vez es muy potente. Las tareas se añaden pulsando en el icono + que aparece abajo, junto con una papelera para eliminarlas. Si hacemos clic en +, aparece una línea en la cual podemos escribir la tarea que tenemos que hacer. Cuando dejamos el ratón sobre una tarea, al final de la línea sale una flecha. Si pinchamos en ella, nos sale la opción para anotar la fecha límite, podemos hacer anotaciones, y podemos mover la tarea de una lista a otra, ya que se nos permite crear las litas que queramos.




 Por supuesto, estas listas se pueden enviar por correo e imprimir por si no tenemos acceso al ordenador o a un smartphone. Como ves, es una función que puede resultar muy útil, y más cuando es tan fácil de activar.




Saturday, November 16, 2013

Cambiar aspecto de GMail

 Afortunadamente la plataforma de correo electrónico de Google nos permite poder personalizar nuestra cuenta de usuario de tal manera para que podamos leer nuestros correos recibidos y almacenados en nuestra bandeja de entrada, como así también enviar mensajes desde una interfaz adaptada a nuestros gustos.

 GMail nos ofrece una enorme cantidad de temas o plantillas las cuales al aplicarlas en nuestra cuenta, se cambiará no tan solo el fondo de la interfaz de nuestro sitio, sino que también se modificará el aspecto de los botones, barras de tareas y demás funciones que utilizamos normalmente.


 Para acceder a modificar el aspecto de nuestra cuenta de correo electrónico deberemos dirigirnos al botón que se encuentra en la parte superior derecha de la interfaz gráfica de la plataforma GMail, el cual tiene una apariencia similar a un engranaje. Al hacer clic en él se abrirá una ventana desplegable en donde deberás seleccionar una opción llamada Temas, desde donde podrán encontrar todas las plantillas disponibles creadas por el mismo Google.

 Desde el apartado donde se encuentran todos los temas, podrán seleccionar temas basados en imágenes, como así también temas simples con colores planos que simplemente modifican al blanco básico de GMail.


 Te recomendamos modificar el aspecto de tu cuenta de GMail desde las opciones oficiales de la plataforma de correo electrónico de Google, debido a que existen diversos complementos de navegador y programas que te permiten personalizar tu cuenta de una manera más completa, pero algunos agregan publicidad lo que puede ser perjudicial. También por el hecho de que si accedes desde cualquier dispositivo con acceso a Internet, y aplicaste un determinado tema desde las opciones de GMail, el diseño se conservará totalmente. En cambio si utilizamos algún complemento de navegador para personalizar el aspecto de nuestra cuenta, el mismo no se aplicará si accedemos de dispositivos móviles.